¡TIC!...¿TIC?

October 15, 2015

 

Nuestros hijos han nacido en la denominada era digital. Por eso, muchos autores los caracterizan como nativos digitales. Estos nativos digitales, nuestros hijos, conviven en un contexto determinado por el uso de aparatos tecnológicos, las relaciones por redes y el consumo de contenidos digitales. Por esta razón deben desarrollar nuevas competencias, adquirir aptitudes y adoptar actitudes que les permitan interrelacionarse y desempeñar sus procesos educativos y lúdicos adecuadamente.

 

Cada día niños y jóvenes acceden a Internet a través de sus teléfonos celulares, tabletas digitales, consolas de videojuegos o computadores para realizar las actividades más fundamentales: socializar, informarse, jugar, entretenerse, producir contenidos y estudiar. Es decir, crecen en un espacio social en el que se ha podido comprobar que están creando un nuevo lenguaje más virtual y más mediatizado por las TIC.

 

Pero, ¿qué significa TIC? Y, ¿qué son? Vayamos por partes. La sigla TIC significa Tecnologías de la Información y de la Comunicación. En un sentido  tradicional estas tecnologías se refieren a la radio, la televisión y la telefonía convencional. Actualmente, además de las anteriores, las TIC no son otra cosa que los computadores, tabletas, teléfonos celulares, cámaras y pizarras digitales, conexiones en red, libros digitales, Internet, aplicaciones (APPs), etc., algo con lo que tú también estás en contacto aunque no utilices esta misma terminología para definirlo. Tus hijos e hijas también las utilizan y para poder guiarlos en cómo usarlas adecuadamente, se vuelve imprescindible que padres y educadores aprendamos y comprendamos qué son, cómo funcionan y cuál es la mejor manera de usarlas.

 

PUNTO DE PARTIDA

Para comenzar es importante que tengas en cuenta algunas recomendaciones:

1. Entiende que para educar a tu hijo en el uso correcto de las TIC no es necesario que seas un experto en ellas. Lo esencial es que siempre utilices tus valores, experiencia y sentido común.

2. Comprende que las tecnologías en sí mismas no son ni buenas ni malas, pero son susceptibles de usarse bien o mal. Por ejemplo, podemos usarlas para aprender o podemos usarlas para perder el tiempo.

3. Tranquilízate, las tecnologías no son peligrosas. Al contrario, nos facilitan la vida y nos ofrecen nuevas oportunidades de desarrollo y crecimiento. Peligroso es el mal uso que puedan hacer las personas de ellas. La clave es educar para estar alerta.

4. Conoce Internet, ella es la vía por la que nos movilizamos cada día. Es importante aprender a “manejar” por ella con cuidado y conocer las señales para no perdernos o sufrir “accidentes”. Si queremos saber en qué “sitios” se mueven nuestros hijos debemos conocer la vía que lleva a ellos.

5. Las Redes Sociales como Facebook, Instagram, Twitter, etc., son los “salones sociales” en los que tus hijos interactúan y socializan. Procura un acercamiento a su estilo de vida a través de las TIC: conócelas, visítalas y por qué no, si te animas ¡úsalas!

6. Las TIC son indispensables para formar  e informar, no solo sirven para jugar. Y así como, padres y educadores, nos preocupamos por elegir juegos y libros adecuados, debemos ocuparnos en conocer qué tipo de recursos y herramientas son las mejores para suplir las necesidades de aprendizaje para nuestros hijos y alumnos.

 

 

TIC y EDUCACIÓN

Cuando en educación hablamos de usar las TIC, básicamente nos referimos al uso y aprovechamiento de todas las tecnologías para mejorar la actividad y la calidad del aprendizaje. Usar las TIC para aprender presenta diversas ventajas para tus hijos. Por ejemplo:

1. Pueden realizar procesos de aprendizaje personalizados. Es decir, pueden aprender matemáticas, idiomas, informática, etc., a su propio ritmo.

2. Logran acceder al aprendizaje desde cualquier lugar y a cualquier hora con solo utilizar  un computador, una tableta o un teléfono celular e internet.

3. Motivados y dispuestos, aprenden a consultar y buscar información por sus propios medios, reforzando su autoestima al desarrollar autonomía en el aprendizaje.

4. Consiguen hacer creaciones propias para compartir y contribuir a la construcción de conocimiento durante el transcurso de sus etapas educativas.

5. Con las herramientas y recursos TIC se ejercitan para desarrollar actividades y trabajos colaborativos con otros niños y jóvenes de su entorno o de otros lugares del mundo.

 

En conclusión, nuestros hijos ya no viven las TIC como algo ajeno o separado de su mundo. Integrados en una cibersociedad, ya que son nativos digitales, estamos hablando de un nuevo paradigma de ciudadano, que se configurará en las próximas décadas. Este nuevo e  irreversible modo de vida, en el que el conocimiento y la información tienen un valor incalculable y en el que los niños y jóvenes son ávidos productores, proveedores y consumidores, padres y educadores debemos ser conscientes de su futuro y ofrecerles comprensión y acompañamiento.

Please reload

Featured Posts

¡TIC!...¿TIC?

October 15, 2015

1/5
Please reload

Recent Posts

October 15, 2015

October 15, 2015

Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags